La leyenda del Oso y el Madroño

Muchos preguntan por la leyenda del oso y el madroño cuando visitan Madrid, pues el escudo de la capital española muestra estas dos figuras. De hecho, la descripción oficial de esta heráldica reza de la siguiente manera: «De plata, un oso de sable apoyado en un madroño sinople, frutado de gules. Bordura de azul, cargada de siete estrellas de plata. Al timbre, corona real abierta».

Igualmente, en la zona oriental de la Puerta del Sol, se ubica la famosa escultura del “Oso y el Madroño”, elaborada por el artista Antonio Navarro Santafé (1906-1983) en el año 1966.

Sin duda, la estatua antes indicada y leyenda del oso y el madroño alientan la curiosidad, motivo por el cual mostramos a continuación las explicaciones más reiteradas respecto a la presencia del oso y del árbol árbol en la imagen simbólica de Madrid.

Las versiones de esta leyenda

Hay varias versiones sobre el escudo capitalino, algunas fundadas en datos históricos fidedignos y otras envueltas en el velo de la imaginación popular.

Lo cierto es que, al parecer, todo inicia en el siglo XIII, cuando el Rey Alfonso VIII ya empleaba la imagen de este animal como emblema, ya que los osos solían ser una especie recurrente en las inmediaciones de la entonces villa de Madrid.

La leyenda del oso y el madroño surge con las disputas entre el clero y el consejo de la ciudad por establecer sus territorios de influencia. Se sabe que a la iglesia se le adjudican las tierras y pastos que bordean el castillo de Madrid. Por este motivo, la institución religiosa se crea un estandarte con un oso pastando, mismo que representa el poder de la Iglesia Católica.

Por su parte; el consejo opta por usar la imagen de un oso parado en dos patas alimentándose de un madroño, siendo este el origen de la actual heráldica madrileña, pues al parecer se trata de un animal que el Rey cazó por su propia cuenta.

Vale decirse que la leyenda del oso y el madroño también está atizada por la duda sobre si se trata de un oso (masculino) o una osa (femenino), pues en el primer caso representa poder y dominación, mientras que en el segundo implica fecundidad.

Finalmente, se sabe que el madroño es un árbol muy común en Madrid. Además, sus hojas hervidas se usaban como remedio contra la peste que por ese entonces azotaba la ciudad, siendo por tanto una planta de buena suerte y salud.

Free Divi WordPress Theme, Find new Free Android Games at dlandroid24.com