La mermelada de madroño es muy famosa en las regiones en donde este árbol se dá de forma silvestre. La verdad es que invención de esta mermelada tuvo lugar en parte porque querían conocer su sabor, al igual que con todos los frutos y cada persona ha tenido la oportunidad de hacer su mejor versión.

A continuación te traemos una receta y veamos cual es el resultado final.

 

Para empezar, debemos pensar en los diferentes ingredientes que requiere hacer la mermelada, pero como todos sabemos estos son muy sencillos:

  • Madroño
  • Azúcar
  • Limón
  • Agua

Solamente se requieren de estos elementos para iniciar. Los madroños son dulces por naturaleza por lo que no necesitas grandes cantidades para endulzar, lo mejor es que vayas haciéndolo a tu gusto.

  1. Para iniciar lava la fruta muy bien, separa los madroños que estén maduros de aquellos que no lo están y retira las semillas, si quieres plantarlas es una buena idea, sino, simplemente deshacerte de ellas.
  2. Coloca la fruta lavada en el fuego junto con agua, la cantidad es relativa, depende de cuantas personas quieran y también debes agregar azúcar. Una vez calientas los madroños maduros, estos se deshacen fácilmente, solo verás algo de pulpa y la corteza granulada.
  3. Una vez que veas que, la fruta esté deshecha y el agua aún no esté hirviendo, retira la fruta con una malla y pasa el líquido por un colador de malla fina para colar muy bien, los granitos son muy difíciles de eliminar, quizás debas tamizar para deshacerte de ellos. 
  4. Toda la pulpa debe quedarse aparte, en un otra cacerola y trabajarás con ella y el azúcar que falte, puedes agregar un poco de zumo de limón para dar sabor, esta es una buena opción porque hace que la mezcla esté  más fluida y se cuele de mejor manera.
  5. Ahora deja que la mezcla llegue al punto de ebullición, de esta manera el fuego tendrá una alta densidad así que hay que vigilar que no se queme, asegurate de dejar la mezcla poco rato en el fuego, porque sino este podría quemarse. Una vez observes que la pectina ha dado algo de consistencia a la mezcla, retira del fuego y deja que todo se enfríe.
  6. Listo para degustar. Puedes probar con cualquier tipo de acompañante, ya sean galletas, tostadas, panes. El sabor es delicado, podría relacionarse con el membrillo y posee una consistencia suave y gelatinosa en algunos casos.

 

 

 

Free Divi WordPress Theme, Find new Free Android Games at dlandroid24.com