Los postres con madroño son muy comunes, sobre todo en Madrid. Sus frutos tardan un año completo en madurar, por lo que son muy codiciados en la elaboración de diversas recetas.

Por otra parte, desde la Edad Media este árbol ha ganado fama de ayudar a resolver problemas de salud, por lo que muchas veces es recomendado para mejorar padecimientos diversos.

El fruto es de color rojizo, redondeado, y se sabe que tiene propiedades antisépticas y antiinflamatorias. Además, posee un sabor dulce que permite usarlo en diversos postres con madroño que resultan exquisitos y sumamente deseados.

Teniendo en cuenta lo anterior, mostramos a continuación algunas recetas en las cuales esta singular fruta es la protagonista.

Bizcochitos de madroños

Se requieren 5 huevos, 300 gramos de azúcar, igual cantidad de harina, aceite de girasol, levadura, mermelada y veinte madroños picados por la mitad.

Hay que mezclar los huevos, el azúcar, el aceite y la mermelada. Luego, se agregan el resto de los ingredientes. De esta masa se hacen bolitas que luego se colocan en el horno durante 30 minutos y se obtiene así uno de los más deliciosos postres con madroño.

Pastel con madroños

Ingredientes: 250 gramos de azúcar, 150 de harina, mantequilla, 5 huevos y unos 40 madroños ya madurados.

Batir la mantequilla y el azúcar, a lo cual se va agregando los huevos. Luego se coloca la harina y cuando se tenga una masa compacta colocar los madroños dispersos o en distintas capas. Disponer en el horno entre 45-50 minutos, logrando así uno de los más deliciosos.

Mermelada de madroños

Esta receta se efectúa con 500 gramos de madroños frescos, 250 gramos de azúcar morena, dos vasos de agua, medio limón, una pizca de canela.

Los madroños deben limpiarse para luego ser colocados a hervir a fuego lento, en un caldero. Además, también se disponen en el agua caliente el limón, el azúcar y la canela, mismos que son muy usados en diversos postres con madroño.

Al cabo de media hora, los frutos se sacan y se les extraen las semillas. Luego, se retornan a hervir. Todos los ingredientes se van mezclando hasta lograr una masa pastosa, misma que luego debe dejarse enfriar para finalmente obtener la mermelada.

Con las tres recetas antes indicadas se pueden realizar los más exquisitos postres con madroño. Mismos que pueden combinarse. Por ejemplo, usando la mermelada para untarla en los bizcochos o el pastel.

Free Divi WordPress Theme, Find new Free Android Games at dlandroid24.com